Yoga Terapéutico en Parálisis Cerebral

La parálisis cerebral es un trastorno causado por un daño en las áreas motoras del cerebro, lo que afecta al tono muscular y a la capacidad de controlar el movimiento y la postura. En la mayoría de los casos, el inicio se produce durante el embarazo o en el parto. En otros casos, infecciones tales como meningitis o lesión postraumática del cerebro pueden derivar en parálisis cerebral.

Hay tres tipos de trastornos del movimiento asociados con la parálisis cerebral:

Parálisis cerebral espástica: dónde los músculos están tensos, se contraen, y son resistentes a los movimientos. Ésta es la forma más común de parálisis cerebral, especialmente al nacer con bajo peso o prematuros.

Parálisis cerebral atetoide: dónde las partes afectadas del cuerpo realizan movimientos de retorcimiento involuntarios, tales como girarse, torcerse, muecas faciales, y babeo. Ésta forma de parálisis cerebral en general, implica un daño sólo a los centros motores, no a otras partes del cerebro. En el pasado, los “extraños” y “antinaturales” movimientos, fueron diagnosticados como signos de perturbación mental o emocional.

Parálisis cerebral atáxica: dónde la característica principal es la falta de equilibrio y coordinación y una alteración de la percepción de profundidad, debido a daños en el cerebelo. La ataxia implica dificultades para mantener el equilibrio y balanceos al estar de pie. A veces varias áreas del cerebro están involucradas, por lo que la descripción de la condición de un niño en particular pueden implicar varios de los términos y síntomas anteriores. Además, la gravedad de la discapacidad varía de un niño a otro, y va desde la incomodidad leve a la incapacidad para caminar. Otras condiciones asociadas con la parálisis cerebral pueden incluir convulsiones, ADHD, problemas de aprendizaje, problemas de visión y problemas del habla. La práctica de posturas de Yoga (Asanas), seguido de relajación profunda, puede ayudar a reducir significativamente el tono muscular alto, lo cual es característico de la mayoría de los niños con parálisis cerebral.

La práctica de una Asana da a los músculos y los tendones un punto de relajación, liberando el estrés general y la tensión a lo largo de la musculatura y alrededor de las articulaciones. Al mismo tiempo que las Asanas relajan el cuerpo, también proporcionan cierta resistencia para ejercitar las áreas del cuerpo con un bajo tono muscular. De esta manera los Asanas en realidad mejoran tanto los problemas de alto cómo de bajo tono muscular en los niños con parálisis cerebral. Quizás el aspecto más importante de la práctica de Asanas para niños con parálisis cerebral, es su capacidad para estirar y alinear la columna vertebral.

Las Asanas flexionan y tuercen la columna vertebral en todas las direcciones. Esta serie de estiramientos y contracciones científicamente diseñada, ayuda a crear más espacio entre las vértebras y reducir la presión sobre los discos y los nervios que irradian hacia fuera de la columna vertebral. La reducción de la presión sobre los nervios radiales facilita la liberación de la tensión muscular de todo el cuerpo y mejora la función nerviosa general. Como resultado, el niño es capaz de desarrollar un mayor rango de movimiento y coordinación, así como una mayor independencia.

 

 

 

Otro artículo interesante que habla de mismo tema:

http://yogaterapeutico.net/yoga-en-paralisis-cerebral/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s